jueves, 31 de enero de 2013

AMPLIFICANDO..


Rafael Vidac: "Tu mente es una lupa, acrecienta aquello en lo que se enfoca. Asi pues, ¿qué quieres aumentar en tu vida?"

Eso es lo que pasa... se agranda lo que enfocamos, da igual si son miedos, ilusiones, injusticias, malas o buenas intenciones, lo que sea que "queramos ver" (aunque no nos demos cuenta)... lo veremos.

Por eso es tan importante ser conscientes de lo que nos molesta o de lo que no toleramos porque nos vamos a hacer vulnerables a ello y vamos a fijarnos y aumentarlo....
Si es lo que queremos, genial! pero sino, es una tortura "china".

Conviene hacer una lista de "lo que no soportamos", porque al contrario de lo que parece, dice mucho más de nosotros de que de los comportamientos, cosas o personas que pensamos que nos molestan..

Tu lista es larga? creo que tienes trabajo....
Todo eso permites que te altere?
Que poco control sobre tu vida, no?


lunes, 28 de enero de 2013

SIN RUMBO



Me parece fundamantal ponerse metas.... igual que me lo parece dejarse llevar de vez en cuando, para disfrutar del viaje, una vez se hayan fijado...

El hecho de tener un propósito, de poner ilusión en algo que sea de nuestro agrado e interés y que sea alcanzable con más o menos esfuerzo,  en numerosas ocasiones provoca que tenga sentido nuestra existencia.
(quizás se pueda disfrutar a la deriva... no lo sé,  dicen que no hay viento favorable para el que no sabe donde va...)

Pero también provoca que cualquier comportamiento que no vaya en sintonía con la meta, genere malestar... a nadie le gusta actuar en contra de sus creencias o sus ideas, porque sentimos una sensación incómoda que si se alarga,  lleva por senderos bastante tortuosos.
Si por ejemplo queremos dejar de fumar y no lo hacemos, cada cigarrillo que fumemos desde que tomemos la decisión generará malestar, y éste irá en aumento hasta que, una de dos:
  • O bien dejamos de fumar ó
  • Nos convencemos de que no es tan perjudicial....

Cualquiera de las dos opciones resuelve la incómoda situación que se  había creado.

Por cierto, me asombra la capacidad humana de modificar las ideas cuando no se ajustan a los propios deseos...

Y también me asombra la gente que es capaz de mirar cara a cara a sus demonios y lucha por alejarlos... a éstos últimos además, los admiro.

viernes, 25 de enero de 2013

PEQUEÑOS MAESTROS



Me encantan esas personas que te empujan hasta el borde de al zona de confort mental (es la que todo te resulta familiar, conocido y seguro) y te te generan esa incómoda sensación, de descoloque necesario y  previo al nuevo análisis....

Es ese momento de hummm... eso antes no lo había pensado.... por donde empiezo?

Hay gente así, capaz de acorralarte y ponerte contra las cuerdas, sin otra intención que asegurase de si es verdad que las cosas las tienes tan claras...
y casi siempre era que... NO

Que no eran blancas ni negras, ni buenas ni malas,  que los límites se diluyen en los matices, como en un buen lienzo..... y que siempre hay otra forma de ver las cosas.

Gente que te sacude para que despiertes...

Me gusta mucho esa gente...

martes, 22 de enero de 2013

DE LIMPIEZA...



A veces cuesta avanzar....

Casi sin darnos cuenta, colocamos pesados grilletes en los tobillos que nos atan al pasado y ralentizan nuestro paso... y de esta forma, acumulamos rencores como quien atesora una macabra colección de fantasmas...

El rencor es una de las emociones más limitadora que conozco, lejos de solucionar las cosas, ennegrece el carácter y endurece el corazón.... muchas veces proviene de atribuir mala intención a los actos de los demás cuando en realidad,  lo que hacen es buscar sus propios intereses pasando por alto los nuestros... o llevándolos por delante...
Cambian bastante las cosas cuando no se personaliza, y cuando se entiende, (no hace falta compartirlo o estar de acuerdo) que tanto los actos de los demás como los nuestros obedecen a  distintas necesidades...

Si lo puedes perdonar, olvidar o entender, hazlo!  porque es muy liberador deshacer nudos y soltar marras... y porque dejaremos de mirar  atrás con manía persecutoria y como por arte de magia... se dulcificará el rostro y se desarrugará el alma...

Desata y suelta...



sábado, 19 de enero de 2013

¿ENVEJECER?


Continúo con mi guerra particular.

Porque vaya por delante que no me gusta el término (seguramente tampoco la acción, pero siempre me convecció más que la otra alternativa)

Se supone que atravesamos distintas etapas a lo largo de la vida... niñez, adolescencia, juventud, madurez y vejez... y teniendo en cuenta que las tres primeras pasan en un soplo, no me hace especial ilusión estar en la cuarta etapa y con la última a cuestas. Envejecer... suena a deteriorarse o son sólo cosas mías? hay algo que no encaja en todo ésto.

Y encima no  tengo yo claro que avanzar en los años sea madurar para todo el mundo...  pero en fin.

¿Cada etapa física se corresponde con una etapa mental? comineza el cuerpo y la mente o el espíritu al mismo tiempo su desarrollo y su involución? no creo... más bien al contrario, cuando uno empieza su declive, el/la otr@ puede estar en plena expansión...

Cómo me gustaría que fueran las etapas de la vida?

- Descubrimiento
- Desorden
- Ilusión
- Aprendizaje
- Sabiduría

Y cada una de ellas integraría la anterior, de manera que el avance, lejos de restar capacidad, aumentaría nuestra capacidad de entender y adaptarse al mundo... y también para asumir su fin.
Esto me situaría en la etapa del aprendizaje y me encaminaría hacia la sabiduría con otro espíritu...

En fin, sólo digo que el término envejecer hace referencia exclusivamente al plano físico, y la persona es mucho más que un cuerpo, que no deja de ser un vehículo de transporte.

Estoy segura de que lo esencial... no envejece.



martes, 15 de enero de 2013

VERDADES Y MENTIRAS



Siempre me pareció peligroso decir la verdad.

Para que nos entendamos, la verdad toda la verdad y nada más que la verdad... esa que pasa sin ningún  filtro de algún lugar del inconsciente... a la boca.

Sin deterse a pensar si sirve de algo, si molesta, si es necesaria, si beneficia a alguien, si a quién: a la otra persona, a  nuestra relación o a mí mism@....

Una vez llegó a mis oidos una frase que es difícil de digerir sin anestesia de ser el objeto de la misma..... por lo visto una persona le decía a otra: "qué gordura más fea tienes..." me resulta costoso encontrar una manera más desagaradable de definir a alguien en menos palabras... ignoro si es una anécdota verídica o una leyenda popular,  pero el caso es que después de reirme un rato  (no pude evitarlo) se convirtió en mi ejemplo de referencia para explicar el sentido que tienen algunas verdades... PARA QUÉ? le va a aportar alguna información de utlidad? le va a hacer sentir mejor? es absurdo.

Como también lo es, responder a cuestiones personales que realicen personas que no estén  en el cículo de confianza. Ahí, casi me atrevería a decir que aconsejo mentir, la indiscrección y la falta de educación, no debería ser premiada con una parcela de nuestra intimidad....

En el resto de las ocasiones conviene ajustar la verdad a la honestidad, a la coherencia, a la finalidad y a la circunstancia.

Verdad?

domingo, 13 de enero de 2013

SIN SOLUCION



Ventajas de NO solucionar problemas:

(Que sí, que las tienen... no nos engañemos, por eso a veces no se resuelven)

- Los demás las toman por mí. Así yo no me equivoco nunca.
- Solucionarlos puede requerir mi esfuerzo, es más cómodo no hacerlo
- Me libro del estrés que me supone tener que tomar la decisión "perfecta"
- Consigo la atención de los demás, me llaman, me animan, se  preocupan,
   están pendientes de mí....
- Así, me siento querid@,  protegid@
- Y no me siento sól@.....

Seguro que hay más.

En realidad, estamos hablando de inseguridad, de miedo a equivocarnos o a las consecuencias que pueda tener hacerlo, de pereza, comodidad, de miedo a no hacer las cosas del modo perfecto, a que no nos quieran, a que nos rechacen, a que nos abandonen, a la pérdida, estar sól@....

Y no deberíamos empezar por ahí?

Por no correr el riesgo de confundir la manupulación con el amor, digo.
Por no pasar la vida paralizad@s
Por aprender a expresar nuestro temores en voz alta, sin tapujos.
Por aprender a vivir con un@ mism@
Y por dejar que los demás vivan su vida.... y nos quieran, sin necesitarnos.

jueves, 10 de enero de 2013

SOLUCIONES (3)


 
Tercer y último tipo de problemas:

3) PROBLEMAS FUTUROS, HIPOTETICOS Y DE DUDOSA SOLUCIÓN...

Estos son una fuente inagotable de riqueza para psicólogos, psiquiatras y compañías farmacéuticas y se alimentan de miedos,  temores y de la necesidad de tenerlo todo bajo control.

Tienen su origen en un plateamiento mental erróneo...

¿Es POSIBLE qué...?   o dicho de otro modo:

¿ Y si....

... me  equivoco?
... me rechazan?
... se ríen de mí?
... éste lunar se convierte en un cáncer maligno?
... si mis hijos sufren alguna desgracia?
... si mi marido tiene un accidente de coche?
... ésta presión que noto en el pecho es un ataque al corazón?
... les pasa algo a mis padres si me alejo?
... se estrella el avión en el que vuelo?

Y así, hasta el infinito....

Y el caso es que posible ES.... lo interesante es analizar cómo es de PROBABLE

¿Tengo antecedentes en mi familia de ataques coronarios, de melanomas?... ¿practico conductas de riesgo que puedan agravar el cuadro temido? ¿fumo? ¿me expongo constantemente sin protección al sol? si las respuesta es siempre sí,  está claro que lo tengo que hacer es prevenir, y si realmente me preocupa, demostrarlo cambiando hábitos perjudiciales,  porque existe una considerable probabilidad de que consiga hacer reales mis temores.

Todo lo que se pueda medir, habrá que rebatirlo con datos empíricos. Cuántos aviones circulan por el mundo a diario? y cuantos se estrellan? si el porcentaje es de 0'0000000001 (por un decir) yo creo que se puede asumir sin mucho temor el reto...

Porque vivr como si hubiera una probalidad del 95% de que ocurra algo que en realidad es del 0,001 se parece demasiado a  no vivir.

Aconsejo tener muy controlados los ..... "¿y si?" (anticipaciones catastróficas) y no dejarlos acampar a sus anchas  succionando el entusiasmo,  hasta que nos conviertan en un hatajo de nervios dispuestos a estallar en cualquier momento....


lunes, 7 de enero de 2013

SOLUCIONES (2)




2º Tipo de problemas:

PROBLEMAS REALES, PRESENTES SIN SOLUCIÓN

O si la tienen no está en mi mano, que viene a ser lo mismo.

Dentro de ésta categoria podrían estar los grandes dramas del mundo.. el hambre,  las guerras, la exclusión social... son temas inabordables en su generalidad, pero si nos preocupan es relativamente fácil encontrar una causa a nuestro alrededor con la cual contribuir, o sencillamente abandonar el uso de la violencia (entendido en término en toda su amplitud, violencia verbal, física o psicológica)  para ayudar a solucionarlos.

Estaría en ésta categoría la necesidad de cambiar a alguien para que se adapte a nuestros porpósitos.... suena maquiavélico, eh? pues es una práctica muy común en forma de camelo, seducción, presión, o en el peor de los casos guerra abierta.. Las personas pueden evolucionar a lo largo de su trayectoria vital, tanto más cuanto más cambien sus circunstancias, pero lo que dudo mucho es que se transformen de la noche a la mañana para adaptarse a nuestras exigencias, necesidades, expectativas o como quieras llamarlo (si es que te atreves a reconocerlo, claro)

Los que sí estarían sin lugar a dudas en ésta categoría son las enfermedades de mal pronóstico y en última instancia, la muerte.

Sean cuales fueran, si no queremos que nos paralicen, solo tienen una salida: LA ACEPTACIÓN, nos puede llevar más o menos tiempo en función de como sea de repentina y de inesperada su aparición, pero al final,  no hay otra.

De todas formas conviene familiarizarse y hacer las paces con las situaciones que,  por naturaleza, tarde o temprano harán su aparición.

No digo que sea fácil, digo que estaría bien.


sábado, 5 de enero de 2013

SOLUCIONES (1)



Primer tipo de problemas:


REALES, PRESENTES, CON SOLUCIÓN:

Que la tengan,  no significa que sea sencillo encontrarla y llevarla a cabo.

Se trata de buscar posibles soluciones que estén en nuestra mano (si no lo están, pasaremos a otra categoría distinta) las que sean, más tarde seleccionaremos aquellas que veamos más beneficosas en el balance de ventajas/desventajas.

Y despúes hay que decidir, (en función de lo costoso que nos resulte en tiempo, esfuerzo o dinero) si queremos solucionarlo o no. Es una decisión PERSONAL, porque las varibles también lo son, y porque como ya dijimos,  lo que para mí es importante para tí puede no serlo y al revés.
Eso de si yo fuera tú...... no me convence, porque estoy convencida de que si tú fueras yo, verías las cosas como yo las veo y harías lo mismo.

Si un problema tiene solución y decicimos no solucionarlo: NO es un problema. Es una opción personal. Y hay que tener cuidado,  enquistarse aquí puede ser peligroso para uno mismo y para las personas que nos rodean, quejarse de algo que se puede solucionar pero no se quiere (aunque la disculpa más frecuente sea que no se puede) es de lo más infructífero y frustrante que puede hacer una persona.

Si un problema tiene solución y decidimos solucionarlo: NO es un problema. Es el pricipio de su fin.


jueves, 3 de enero de 2013

PROBLEMAS



Una parte de la vida se trata básicamente de solucionar de problemas... 

Pretender no tenerlos es casi como desear no estar vivo, y como dudo mucho que sea  mejor opción, soy más partidaria de contar con ellos.

Laborales, sentimentales, económicos, de salud... a veces se suceden, otras se superponen y otras nos dan una tregua... Puede gustarnos más o menos, pero es lo que hay.

Lo cierto es que familiarizarse con las estrategias para aprender a manejarlos nos coloca en una situación mucho más cómoda, y permite ir afrontándolos según aparecen, porque si se acumulan, y  pensamos que sobrepasan nuestra capacidad de resolución.... se complica bastante la cosa.

Podemos culpar al infortunio, a los genes, al cha cha chá.... pero consolarnos pensando que no tenemos responsabilidad ninguna en la solución sería parecido a estar en un barco en altamar en plena tormenta y gastar toda la energía en intentar detener las nubes... como creo que es más práctico coger el timón, pienso que después del pataleo (necesario) hay que pasar a la acción.

Claro que no todo se pueden solucionar, y si se puede, no existe la solución perfecta, sólo existe la adecuada para el momento, la persona y la situación, con los datos de que se dispone a la hora de tomarla... pero eso sí, hay que elegir alguna opción si no queremos terminar como el asno de la paradoja de Buridán,  que tenía a la misma distancia dos sacos de comida y como no sabía con cual quedarse... murió de hambre.