martes, 5 de enero de 2016

DESEOS MÁGICOS



Comentaba esta mañana con Rosa Valle, confidente y amiga entre otras muchas habilidades, (leer: Terapia de Letras para comprobar mi teoría) la proximidad de los Reyes y sus presentes mágicos. Fantaseábamos con la idea de que nos trajeran estados de ánimo serenos en tiempos revueltos cuando ella apuntó que estaría bien pedir otra vida.. a sumar, se entiende, para que una vez acumuladas distintas experiencias y los aprendizajes vitales de ellas derivadas, pudiéramos disfrutar de una completa,  sin el cronómetro pegado al cuerpo.

A mí, más que una continuidad, me seducía  la idea de desdoblar la vida en momentos claves, esos que te colocan en encrucijadas del tipo:

- ¿Tengo hijos o no los tengo? 
- ¿Me caso con esa persona?
- ¿Acepto ese trabajo?
- ¿Me quedo?
- ¿Me voy?

Sería tan fácil como comprobar en propia carne, todas las alternativas...
Supongo que la mente, con su temor a la equivocación y a lo desconocido y con su eterna disculpa de velar por nuestra seguridad... aplaudiría la idea. 

Pero lo cierto es que no hay Bonus Track.
Y lo malo es que los prudentes se mezclan con los cobardes y los valientes con los impulsivos... y a simple vista, no se distinguen. 

Hay que posicionarse... que sólo nos queda una vida.


3 comentarios:

  1. Maybe we only have one life time..maybe we have many....but I don't think we need many life times or many years...we only need a few special moments to realise everything. It's not about time...it's about love. Every time you write your blog, you inspire me to look at the world in a new way, thank you so much xxxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona Andrew, no había visto tu comentario. Dices que no es cuestión de tiempo, dices que es cuestión de amor... seguramente si, seguramente el amor en cualquiera de sus manifestaciones es la respuesta a cualquier pregunta. Gracias por estar... xxxx

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar