sábado, 7 de noviembre de 2015

¿CÓMO EVITAR CONFLICTOS INNECESARIOS?


(Artículo publicado por "La Nueva España" el 7/11/15)

Si entendemos por conflicto un choque de intereses legítimos entre dos partes, debemos concluir que gran parte de la vida consiste en gestionar dichos desacuerdos. 
Desarrollar por tanto habilidades para negociar y conseguir acercamientos es una tarea más que recomendable y nos permite mantener, e incluso fortalecer, la relación con las personas que por diversas causas, juegan un papel importante en nuestras vidas. 

Con cierta frecuencia, el conflicto viene precedido de una crítica, que dicho sea de paso, no siempre estará bien enunciada. Si tuviéramos que preparar estrategias concretas de respuesta ante una crítica para evitar un posible desencuentro, sería importante  atender a dos variables: la relación que existe entre las partes, o personas implicadas, y  el grado de verdad que le atribuimos  a su opinión. 

El procedimiento a seguir por tanto, sería distinto si el desacuerdo se produce en el seno de una familia que si lo hace entre miembros de una comunidad, por poner un  ejemplo. En el primer caso, además de evaluar el contenido de la  crítica, se debe atender al objetivo de no deteriorar la relación afectiva con la persona . 
En ocasiones, nuestro sentido común con su buen criterio, nos obligará a seleccionar bien las batallas en las que invertir energía y tiempo. Para esas veces, en las que no merece la pena enturbiar la relación, es conveniente emplear alguna de las siguientes estrategias: 
Si la persona es importante y consideramos que lo que nos dice es verdad, no hay más camino que dar la razón, lisa y llanamente. Sin excusas peregrinas que aviven el malestar, nada más apaciguador para nuestro crítico que sentirse legitimado en su causa. 
Por el contrario si esa persona nos hace una crítica que consideramos falsa, conviene  sacarle de su error con argumentos lo más sólidos posibles, intentando controlar el tono empleado, para no contaminarnos con una emoción “negativa” y dar una respuesta airada. 

Sin embargo, en la mayoría de los casos la crítica será sólo relativamente cierta, porque derivará  de un análisis incompleto de la realidad, atendiendo por diversas causas que sería imposible enumerar aquí, a una visión parcial de la misma, o una interpretación equivocada por nuestra parte, así que para evitar el farragoso debate de clarificar quién ve qué, podemos emplear algunas técnicas como el “Banco de niebla”, que consiste en atender exclusivamente a la parte que consideremos verdad de todo el contenido expuesto, sería algo así como dar la razón pero sólo en la parte en la que estamos de acuerdo. Imaginemos una madre o un padre llamando a su hijo recién emancipado y recriminándole: “Eres un irresponsable, no  sé que andarás haciendo con tus amigos, anoche a las doce no estabas en casa..” La respuesta a utilizar en esta caso sería: “Si,  es verdad, ayer a las doce no estaba en casa”. Y nada más, sin entrar a analizar el juicio de valor, ni la desconfianza implícita en la duda que expresa. 
También podríamos convenir con la posibilidad: “Si, puede que tengas razón” (que viene a ser lo mismo que decir: “puede que no la tengas”, pero suena mejor y en ocasiones el crítico, con esta respuesta, rebaja parte de su tensión).
Otra respuesta posible en este sentido es: “bueno, ya  lo pensaré”, emplea la misma estrategia que es reservarse la toma de decisión final y no añade más tensión  en caso de que se esté fraguando una tormenta. 
Por último también se puede pedir aclaraciones cuando entendemos que la pregunta es ambigua: “¿qué quieres decir con que soy un irresponsable?”,  pero recordando que tanto en éste, como en todos los casos anteriores hay que tener especial cuidado con el tono de voz empleado,  para que no se interprete como una reacción defensiva, sino como una búsqueda de un planteamiento más preciso.  

En resumidas cuentas, si lo que se ha dicho no es más importante que nuestra relación, dejarlo correr con alguna de estas opciones, quizás sea la mejor salida. 


15 comentarios:

  1. Gracias por publicar esto. No pude encontrar en Gijón y que yo pueda leer aquí :) Como siempre ... interesante y aprender mucho de su experiencia y conocimiento. Por favor enviar más pronto. Gracias Mónica .... es hermosa para mí que tu dedica su vida profesional a ayudar a la gente xxxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Andrew por tus siempre bonitas palabras, xxx

      Eliminar
  2. Please promise me one day you will write a book...and share your experiences. I am sure it would help many people. But only if you will allow me to suggest the title ;) My words are sincere...it is my pleasure xxx

    ResponderEliminar
  3. Hmmm...let me think and get back to you ;)
    Something about mind, heart, harmony and love? ;) what do you think? Did I miss something? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah yes!! and the spirit...so something about the importance of harmony between all the parts that make up a human being..body, mind, heart, soul and spirit...hmmm....it's going to be a long title....how about I write your preface instead? ;)) jeje

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

    3. And I want to include thst although we are made of each of these elements...it is love that connects us...that love is at the heart of who we truly are....the spark of the divine...so I guess to simplify...always live with all your heart (but don't forget your mind ;)

      Eliminar
  4. Jeje!! Thanks! I also have a lot to say ;)) I look forward to your next blog..have a great weekend xxx

    ResponderEliminar