miércoles, 18 de marzo de 2015

HAY ALGUIEN AHÍ?



Érase una vez una persona  muy devota y llena de amor de Dios, solía ir a la iglesia todas la mañanas y por el camino solían acosarla los niños y los mendigos, pero ella iba tan absorta en sus devociones que ni siquiera los veía.

Un buen día, tras haber recorrido el camino acostumbrado, llego a la iglesia en el preciso momento en que iba a empezar el culto. Empujo la puerta, pero ésta no se abrió. Volvió a empujar, esta vez con más fuerza, y comprobó que la puerta estaba cerrada con llave. 

Afligida por no haber podido asistir al culto por primera vez en muchos años, y no sabiendo que hacer,  miró hacia arriba... Y justamente alli, frente sus ojos, vió una nota clavada en la puerta con una chincheta.

La nota decía: "Estoy ahí fuera"
                                  
                                                                La Oración de la rana. Anthony de Mello.


Ahí fuera... 

Fuera de los libros que una vez interpretó el hombre, en un contexto distinto, en una sociedad que ya no existe... fuera de las sinagogas, las iglesias y las mezquitas o de cualquier lugar de culto que divida a las personas por creencias circunstanciales, tan azarosas como haber nacido aquí o allá...
Fuera de las conveniencias, las costumbres o los dictados de la tradición. 

Busca fuera de esas cosas, y recuerda también buscar dentro de ti mismo... 

Quizás esté ahí.



7 comentarios:

  1. Esto ocurría siempre antes cuando las mal llamadas mujeres de bien iban o van todas alabadas y bien vestidas con trajes supercaros , a la iglesia y los curas las recibían con gran felicidad pero luego salían del culto y se olvidaban del mensaje de cristo . " amaros unos a otros como verdaderos hermanos como yo OS he amado " .. Que pena que no se escuche

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. This reminds me of two great books (in my opinion). "The Gospel according to Thomas" and Tolstoy's "the kingdom of God is within you". Tolstoy's classic book title speaks for itself and it is something I believe and the Gospel of Thomas are supposed to be the only actual words of Christ (Jesus dictated to Thomas) and says do not look for God in a building...you will find inside you. Of course this means you do not need to go to church to pray to God...God is with you always. Obviously the church are not very happy about this and it is why you won't find this Gospel in the bible. I do not want to offend anyone with what I say...but my personal belief is that these books to me show us something fundamental. I agree with you Monica...beautiful and thought provoking as always.

      Eliminar
  3. Gracias Andrew, como siempre, tus comentarios enriquecen mis post.
    Siempre tienes palabras amables, te recuerdo que admito críticas también ;)
    Un abrazo, gracias por estar ahí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, its a pleasure. Un abrazo tambien

      Eliminar