jueves, 28 de noviembre de 2013

PLACERES



Alimentar el cuerpo no parece ser garantía de éxito para hacer más llevadero nuestro paso por la vida...

Manjares, pasiones carnales, fórmulas químicas variadas que alteran nuestra percepción del tiempo y el espacio....  Placeres con fecha de caducidad que el instinto exigirá con impaciencia una y otra vez si uno no se toma la molestia de domesticarlo un poco..
Sustitutivos de amor, en muchas  ocasiones...

Afortunadamente hay otras fuentes de placer que alimentan el espíritu. Con efectos más duraderos y saludables, que en vez de esclavizar,  nos devuelven el bastón de mando.

Lo siento... no hay recetas mágicas.
 
Uno debe buscar que es aquello que le aquieta y le calma... una actividad, un sitio, una persona, lo que sea que ponga en orden las cosas y coloque lo realmente importante... donde debe estar. 

Que relativice la vida y nos recuerde que estamos de paso...
para que aprendamos a disfrutarlo.



lunes, 25 de noviembre de 2013

SIMPLIFY


Lo incorporo a mi vida  como mantra: "Simplify"

Lo utiliza con frecuencia Jo, mi profesora de inglés... ejem, "the best teacher in the world!"   (y lectora ocasional de mi blog ;)  "life is hard" es otra de las verdades con las que golpea nuestra mente y seguramente, dará para otro post).

Simplifica! dice Jo cuando nos vamos por las ramas y nos enredamos involuntariamente en una idea...
Generalmente, el lenguaje se utiliza para hacerse entender, así que tendrá razón.

Hablamos de simplicidad, no de simpleza. Que no tiene nada que ver.
 
Una cosa es hacer un ejercicio complejo de concisión y de limpieza de polvo y paja, y otra muy distinta no tener alcance para traspasar la superficie de las cosas...  se trata de analizar las opciones y quedarse con la que más se ajuste a lo que buscamos, de decir con concisión y franqueza el mensaje que queremos transmitir, de ir con paso ligero y determinación al destino que elegimos... 

Así que cuando me lío, me digo: "deja de buscar el borde del universo"...

Simplify.
 
 

lunes, 18 de noviembre de 2013

A BUEN RECAUDO



Hay momentos en la vida donde los seres queridos están, y están sanos, y donde la economía te da un respiro.
Si no disfrutas de ellos, o tienes un problema.... o lo eres. O ambas cosas.
Porque las circunstancias acabarán cambiando.

Se escucha con frecuencia la frase de:  "¿Por qué a mí?"
De todas las cosas que podían pasarnos, y que padecen otros, nos ocurrirán sólo unas pocas y no solemos decir: "¿por qué no a mi?"

¿Y por qué han de pasarles a los demás y no a nosotros?

Precisamente por eso, porque entra dentro de lo posible y sin embargo puede que no nos ocurra nunca, o al menos no por ahora..  es por lo que hay que intensificar  y retener esos momentos especiales donde todo parece ir bien, y se alinean los astros.
Y porque puede que los necesitemos algún día.

Grábalos! guarda abrazos, caricias, risas, complicidad, silencios... retén los besos, haz acopio de mimos, confidencias, miradas furtivas y palabras sabias... colócalos en un sitio seguro, blindado contra el desaliento.

Y estarás preparado para afrontar lo que sea que pueda pasar..


viernes, 15 de noviembre de 2013

TRABAJOS


Ocupa, en el mejor y en el peor de los casos, una parte importante de nuestras vidas.

Y debemos decidir demasiado pronto, hacia donde orientar nuestros pasos en el mercado laboral... cuando aún  no tenemos la experiencia, ni la imaginación,  ni la prisa, ni seguramente la idea, de lo que queremos ser de mayores.
Aparte de felices y despreocupados.
 
Así que, casi sin darnos cuenta, enfocamos hacia algún destino el resto de nuestra vida, y después viene la realidad.. muchas veces a abrirte los ojos.
 
Aunque sea infinitamente más gratificante trabajar haciendo algo en lo que crees, algo en lo que te puedas realizar porque exige explorar rincones personales polvorientos para buscar herramientas útiles... no siempre es posible.

Pienso que en las distintas circunstancias de la vida, deberemos alternar el orden de prioridades dentro de las variables que considero, influyen en el ámbito laboral:
  • Desempeño: el propio de la tarea que vamos a realizar. Que nos guste más o menos
  • Salario: el que vamos a percibir por llevarla a cabo.
  • Lugar: quizás sea el trabajo ideal y esté a muchos kilómetros... nos importa o no?
  • Compañeros: relación con los mismos, de haberlos.
  • Horarios: turnos, jornadas partidas, intensivas, eternas...
  • Jefes: relación con ellos, si existe.
  • Condiciones laborales: estabilidad del empleo, duración del contrato, etc.
No digo que sea imposible que todas y cada una de ellas puntúen alto en nuestro particular ranking,  pero casi.

Lo frecuente es que tengamos que sacrificar unas en pro de otras, e intercambiar sus posiciones cuando lo requiera la ocasión y aceptar que si están cubiertas las que en cada momento consideramos más importantes, es suficiente.

Tarde o temprano cambiarán las circunstancias...

(Sé que son momentos difíciles los actuales, hay gente que se conformaría con tener un trabajo, en lo que sea... espero y confío en que mejoren las cosas.)

lunes, 11 de noviembre de 2013

PROFECÍAS



Qué miedo me dan algunas...

Y no por el contenido, sino por el empeño que  ponemos en confirmarlas....
Se llaman profecías autocumplidas, imagino que lo sabéis, aquellas que primero se enuncian, y después se generan.

Es un fenómeno que se da mucho en perfiles de personas muy suspicaces, paranoicos incluso, en forma de desconfianza indiscriminada... parten de la base de que los demás no les creen, o que están conspirando en su contra, para después mantener una actitud distante e incluso hostil,  con lo que acaban consiguiendo que efectivamente,  la gente se distancie con cierto recelo... y así confirman su teoría.

Pero el resto de los mortales, los "normales"  (o los no diagnosticados, ;)) lo hacemos también. Es aquello de: "no me apetece ir a aquel sitio porque seguro que lo paso fatal y me aburro un montón" y claro, esa actitud lleva pareja una falta de interés que difícilmente permite disfrutar de la situación...  y de este modo, se confirma la idea inicial de que era un plan aburrido.

Pues eso, que cuidado con lo que queremos creer o con lo que creemos... porque muchas veces, sin saberlo, estamos conspirando para conseguirlo.

jueves, 7 de noviembre de 2013

ÉXITO

 
 
¿Qué se entiende por tener éxito en la vida?

Imagino que cada uno tendrá una visión particular y válida de lo que es ser una persona exitosa...
Hace unos años, entiendo que estaba directamente relacionado con el poder, con el dinero o con el estatus social...  pero me temo que ahora no.

Dudo que desatender la faceta social y familiar, como seguramente exige el desempeño laboral a algunos niveles, pueda entenderse como resultado exitoso a nivel general.

Por fundamental que sea el laboral para mantener el tipo de vida occidental al que estamos acostumbrados... cualquier estructura se sostiene mejor con varios pilares y de éste modo, si falla alguno, la fuerza se distribuye...

Así es que, el ámbito social: tanto la familia "heredada": padres, hermanos, abuelos... como la familia "elegida": amigos, (esos que aparecieron casualmente en nuestra vida y se instalaron para quedarse) o parejas,  o hijos, (buscados o aparecidos) ... lo que sea que las configure en cada caso,  son alimento emocional de primer orden, básicos para nuestro equilibrio.

Como también los es,  hacer aquello que nos mueve y conmueve en nuestro tiempo libre...
y  reservar una parte para uso exclusivamente personal, tener un terreno privado para poner en sintonía: cuerpo, alma y mente.

Todo lleva su tiempo... es difícil encontrar espacio para todo, lo sé, pero pasa factura desatender completamente cualquiera de ellas. Hay que intentarlo, aunque sea a "ratinos" que decimos los asturianos.

Así es que, el que pueda compaginarlo durante periodos estables de su vida... es afortunado, yo creo que puede considerar exitosa su vida.

Eso deben de querer decir cuando dicen que alguien es "millonario".


lunes, 4 de noviembre de 2013

CUMPLEAÑOS



Cuando escribí mi segundo o tercer post, pensé: "Ya está, no tengo nada más que contar..."

Y sin embargo aquí sigo, un año después con esta práctica tan terapeútica que consiste en poner en orden pensamientos y líneas de argumentación... 
dejando que el Súper Yo se explaye y me convenza de que las cosas son fáciles y simples, mientras que el ego hace de las suyas...

Este post quería dedicarlo especialmente a los que me seguís desde el inicio, a los que lo leéis y me alentáis, a los que me dedicáis palabras bonitas cuando alguno os toca de cerca...
Dichas en el momento adecuado, acarician el alma.

Y a los que no conozco y sé que están ahí, porque mes a mes las estadísticas me hablan de vosotros, lectores de toda España y de países lejanos que fielmente acudís... México, EEUU, Rusia, Ucrania, Colombia, Argentina, Puerto Rico, Perú, Venezuela, Alemania y China. Sois parte de éste proyecto.
 
Porque mientras vosotros estéis, esto tiene sentido, así que desde lo más hondo de mi corazón:
¡¡¡GRACIAS!!!