sábado, 10 de noviembre de 2012

CYRANO DE BERGERAC



Me encanta este fragmento del poema en el que Cyrano de Bergerac renuncia a una vida acomodada al dictado de cualquier mecenas de turno, por la libertad de decir lo que quiere,  a pesar de que ello le haga pasar penurias económicas...

"... ¿Que cual necio tema, si otro más necio se irrita?
¿Consagrarme a una visita, mejor que a hacer un poema?
¿O, tras mil y mil desgracias, a sueldo hacer memoriales, u otros oficios triviales?
NO, Gracias, NO Gracias!!!

En cambio... oh! dicha, vencer, gracias al propio heroismo, fiando sólo en tí mismo,
pudiendo siempre a placer, himnos de gloria entonar o denuetos proferir,
soñar, despertar, sentir...  lo que es hermoso admirar;
Tener la mirada firme, la voz que robusta vibre, andar sólo, pero libre.
Ponerte, si ello te agrada, el sombrero del revés, por un sí o un no, batirte,
hacer versos o aburrirte, ser arrogante o cortés;
de la gloria y la fortuna sin cuidarte,  trabajar, si te place, en preparar lo absurdo...
¡un viaje a la Luna!

No escribir, nunca jamás, nada que de tí no salga, y modesto en lo que valga, pensar que otro vale más;
¡y contentarte, por fin, con flores y hasta con hojas, como en tu jardín las cojas
y no en ajeno jardín!...

En resumen desdeñar a la parásita hiedra, ser fuerte como la piedra,
no pretender igualar al roble, por arte o dolo,
y amante de tu trabajo, quedarte un poco más bajo,
pero sólo, siempre SOLO."

Como la vida misma....

No hay comentarios:

Publicar un comentario